TURISMO Y “PURA VIDA”

La nueva apuesta del turismo costarricense está en la captación de viajeros interesados en el mercado wellness, o de bienestar, que incluye spas y actividades como yoga.

EL HOTEL LAGARTA LODGE, UBICADO EN NOSARA, COSTA RICA, FUE CONSTRUIDO EN 2003, y, tras una remodelación, reabrió sus puertas en mayo pasado, esta vez con un enfoque que busca atraer a viajeros interesados en el equilibrio mental, físico y emocional.

Como parte de esta reconfiguración, fue necesario invertir 5 mdd, y el resultado de la misma es que ahora es posible ofrecer al visitante 26 suites, un nuevo restaurante, un salón lounge, dos piscinas, jacuzzi, spa, estudio de yoga, una galería de arte y un mirador de aves.

Hasta antes de la reconfiguración, este recinto, enclavado en una zona boscosa y a la orilla de las tranquilas playas del Océano Pacífico, respondía a la tendencia tradicional del turismo en el país.

Ahora, una de las apuestas de esta nación es aprovechar el posicionamiento de su turismo de naturaleza para incursionar en el de bienestar, pues, según datos de Global Wellness Tourism Economy, los paseantes que llegan en busca del cuidado personal gastan 130% más que el viajero promedio global.

La oferta turística,que se promociona bajo el lema “Wellness Pura Vida”, busca que el visitante realice actividades al aire libre, deguste la gastronomía autóctona, practique actividades como yoga y procure servicios de relajación en un entorno natural, comenta Isabel Vargas, presidente de la Cámara de Turismo (Canatur) de Costa Rica.

Esta iniciativa forma parte de la estrategia turística del país, con la cual se pretende alcanzar los 3 millones de visitantes extranjeros al finalizar 2017.

“Tenemos un crecimiento constante y estamos trabajando en tres nuevos paraguas para captar más visitantes: el turismo de reuniones, el cultural y el de bienestar”, dice Mauricio Ventura, ministro de Turismo de Costa Rica.

Desde el punto de vista de Sergio Blandino, quien es gerente general de la agencia BCD Travel, el incremento en la llegada de vuelos directos será el principal detonante para atraer más visitantes.

En este sentido, su objetivo para 2018 es atraer al mercado sudamericano y, por lo pronto, Latam Airlines ya anunció un vuelo directo desde Perú para el primer bimestre.

“La idea ahora es que el turista pase más tiempo con nosotros. Ahora tenemos una estadía promedio de 12 días, pero queremos que suba a 20 días y, obviamente, que gasten más”, resalta Vargas, de Canatur.

Fuente: Forbes – Tablero, El índice de la riqueza y el poder