Pronóstico de la industria para 2018

La situación de la industria de viajes corporativos en 2018 será notablemente similar a la de 2017 en muchos aspectos.

El Pronóstico de la industria para 2018 de Advito prevé un aumento modesto en las tarifas hoteleras globales y tarifas aéreas mayormente estables, excepto en los mercados con mayor demanda. El informe anual además destaca:

– La falta de disponibilidad hotelera con tarifas preferenciales.
– Problemas con la protección y los riesgos para los viajeros.
– Problemas relacionados con los estándares de la Nueva Capacidad de Distribución (NDC) para las aerolíneas.
– Innovaciones de aprendizaje automático que benefician a los viajeros de negocios y a sus empleadores.

«La situación de la industria de viajes corporativos en 2018 será notablemente similar a la de 2017 en muchos aspectos; la demanda seguirá aumentando lentamente y a un ritmo constante en el sector de viajes aéreos y el hotelero», comentó Bob Brindley, vicepresidente y director de Advito, la consultora de viajes global que produce el estudio anual.

«Debido a que la demanda supera la capacidad, los precios aumentarán alrededor de un 2 % a un 4 %, según el mercado. El precio relativamente bajo del petróleo implica que las aerolíneas pueden agregar capacidad al mismo tiempo que la demanda aumenta, mientras mantienen los precios controlados —aseguró—. En general, el mercado favorece a los compradores, ya que el aumento de los precios en los mercados dominantes se verá compensado por la disminución de las tarifas en los mercados competitivos, lo que produce un equilibrio en términos generales».

El Pronóstico para 2018 avista un cambio importante. Los precios de alquileres de autos corporativos en Norteamérica suponen aumentar hasta un 5 % el próximo año debido a que los operadores intentan compensar los precios más altos de la flota y una recesión en el mercado de la reventa. Este es un cambio significativo en comparación con los últimos años cuando los precios cayeron.

Los problemas de la disponibilidad de tarifas hoteleras

Uno de los problemas más tediosos que afrontarán los compradores de viajes corporativos en 2018 continuará siendo la disponibilidad de tarifas hoteleras. A medida que los hoteles se vuelven más sofisticados en cuanto a las técnicas de gestión del rendimiento, es cada vez más difícil para los viajeros de negocios encontrar y reservar habitaciones con tarifas preferenciales. La investigación realizada por Advito revela que las tarifas preferenciales no estaban disponibles el 24 % de la veces a nivel global y un 33 % de la veces para los hoteles europeos.

«Esta tendencia puede reducir el valor de las tarifas negociadas —explicó Brindley—. Para abordar este problema, les recomendamos a los clientes que hagan un seguimiento de la disponibilidad de tarifas y que vuelvan a negociar cuando sea conveniente. En algunos casos, los clientes pueden considerar descartar una propiedad de sus programas o cambiar a un descuento dinámico a fin de optimizar los ahorros. Las empresas que abordan este problema de la manera más efectiva gestionan su actividad mediante auditorías estándares de hoteles, auditorías de disponibilidad de tarifas y servicios de garantía de precio de hoteles».

Preocupaciones en cuanto a los riesgos y la seguridad en los viajes

La geopolítica y el terrorismo ponen en riesgo a cada vez más viajeros de negocios. Las relaciones diplomáticas en deterioro entre EE. UU. y Rusia y las crecientes tensiones en la Península de Corea aumentan las preocupaciones acerca de la seguridad y protección. El cambio en las regulaciones de inmigración y de visas y en las medidas de seguridad, como la prohibición de computadoras portátiles en los vuelos, también suman incertidumbre a los viajes de negocios.

La industria de viajes corporativos debe estar al tanto de lo que está sucediendo en la geopolítica y comprender la forma en que las revueltas políticas, los desastres naturales y los ataques terroristas en cualquier lugar del mundo afectan a sus viajeros. Advito aconseja a los líderes de los programas de viajes que exploren las soluciones de gestión de riesgos en los viajes que habiliten la comunicación con los viajeros durante los viajes; impulsen el cumplimiento del deber de cuidado (duty of care); permitan a las empresas alertar, localizar y asistir a los viajeros durante una crisis; y ayuden a los viajeros a conocer lo que deben hacer para protegerse durante el viaje.

Promoción acelerada de los estándares de la NDC

Se está hablando mucho de los estándares de la Nueva Capacidad de Distribución (NDC) de la Asociación de Transporte Aéreo, los cuales habilitan canales de reservación directos que permiten a las aerolíneas presentar paquetes con servicios combinados, en vez de opciones basadas solo en los precios. Las aerolíneas comenzaron a alentar a las gestoras de viajes corporativos y a sus clientes corporativos a que se cambien a los nuevos canales para reservaciones directas que usan los estándares de la NDC de IATA por primera vez en 2015. Este esfuerzo está empezando a conseguir atención ahora porque las aerolíneas están imponiendo cada vez más cargos adicionales para las reservaciones hechas a través de canales indirectos.

«Pese a que es esencial que las tecnologías anticuadas evolucionen, las empresas deben estar al tanto de los problemas subyacentes de este sistema, como el acceso a información transparente y consolidada para comparar de forma eficaz las opciones de compra, las responsabilidades del deber de cuidado (duty of care) y la asistencia al viajero —advirtió Brindley—. Al cerrar acuerdos para implementar la NDC, uno de los peligros más grandes es que las empresas podrían reducir su poder de negociación a largo plazo. En la actualidad, una de las fortalezas más grandes de un sistema de distribución global (GDS) es su agregación de contenidos, que habilitan la comparación de las opciones de compra entre proveedores».

El aprendizaje automático produce ahorros y simplificación

Los proveedores externos están usando el aprendizaje automático para que sus programas de viajes corporativos encuentren nuevos ahorros de viajes y reduzcan el estrés que experimentan los viajeros, mediante aplicaciones que permiten, por ejemplo, predecir precios, predecir retrasos en los vuelos y volver a reservar vuelos después de haber comprado los boletos. Estos avances automatizan los ahorros, simplifican la experiencia de viaje para los viajeros y los ayudan a tomar decisiones más inteligentes durante el viaje.

Fuente: move Latam