Para garantizar la seguridad de los viajeros, infórmelos

«El deber de cuidado (duty of care) para los viajeros de negocios se ha vuelto más complejo debido a que los destinos que alguna vez fueron “seguros” hoy ya no parecen serlo.

La información es la mejor manera de proteger a los empleados durante el viaje, según Kathy Bedell, Vicepresidente Senior de BCD Travel. Desde su cargo en BCD y como miembro del Comité de Riesgos de Global Business Travel Association (GBTA), Bedell anima a las empresas a adoptar una actitud pro activa hacia la gestión de riesgos en los viajes. Explica que hacer esto nunca había sido tan importante, ni simple, como lo es ahora.

«El deber de cuidado (duty of care) para los viajeros de negocios se ha vuelto más complejo debido a que los destinos que alguna vez fueron “seguros” hoy ya no parecen serlo. A su vez, las herramientas tecnológicas han facilitado y simplificado la comunicación con los viajeros, lo que ha ayudado a crear nuevas formas para que las empresas les proporcionen información relevante y oportuna, que les garantice seguridad durante el viaje», explicó Bedell. Ella divide el ciclo de información en tres partes.

Participación antes del viaje

Los datos sólidos de reservación permiten a las empresas conocer qué empleados están viajando y a qué destinos, lo que les permite enviar mensajes con objetivos precisos para preparar a los viajeros ante posibles situaciones de riesgo. “Los mensajes enviados a través de plataformas como TripSource® de BCD proporcionan a los viajeros la información que necesitan para incrementar su seguridad. Los mensajes sobre destinos específicos pueden contener información acerca de lo que se debe empacar, lo que no se debe llevar, las opciones de transporte terrestre más seguras, los hospitales con mayor reputación: todo lo que pueda aumentar la seguridad y comodidad del viajero”, aseguró Bedell.

Además, explicó que los mensajes de asistencia a los viajeros cumplen una función importante en su participación, ya que los ayuda a comprender el valor del programa de viaje y el interés de la empresa en su bienestar. «Se dan cuenta de que la empresa está allí para ellos».

Alertas para casos de crisis

Cuando un acontecimiento alcanza un nivel de crisis, es el momento de informar a los viajeros que podrían verse afectados por los riesgos, aconsejó Bedell. BCD ha establecido algunos parámetros en relación con las alertas de riesgo de TripSource lanzadas recientemente. Cuando un incidente es lo suficientemente grave como para afectar a varios viajeros, los viajeros de los clientes de BCD en esa zona reciben de forma automática una alerta que brindará consejos acerca de la situación.

Pocos minutos después del atentado de bomba fatal en un concierto de música popular en Manchester, Inglaterra, a fines de mayo, los viajeros de los clientes de BCD que se encontraban en Manchester y sus alrededores recibieron una alerta, así como actualizaciones durante varias horas después del atentado. Sin embargo, los viajeros en otras partes del mundo no recibieron estos mensajes de nivel de crisis, lo que demuestra el poder de precisión en la localización de las alertas de riesgo de TripSource.

Informes después de una crisis

Según Bedell, durante los minutos y las horas después de un acontecimiento, son cruciales los informes en tiempo real acerca de la ubicación de los viajeros, que son posibles gracias a plataformas de inteligencia de datos como DecisionSource de BCD. Sin embargo, incluso cuando la crisis ha pasado, los datos que se proporcionan son de gran valor.

«Los informes sobre la velocidad con la que una empresa ubicó y contactó a los viajeros; la precisión con la que los viajeros siguieron las políticas internas del deber de lealtad (duty of loyalty) para realizar el check in; y sobre la fluidez de la información y la comunicación entre los departamentos de viaje, seguridad, recursos humanos y otros habilitan a una empresa a ajustar el deber de cuidado (duty of care) y las políticas y los procedimientos de gestión de riesgos en los viajes», explicó Bedell. «Es importante tratar cada crisis como una oportunidad de aprendizaje, de manera que su empresa esté más preparada en otra ocasión».

Fuente: move Latam