Los viajeros ven la ‘Inteligencia Artificial’ en todas partes

Esto es lo que los viajeros pueden ver, o lo que verán pronto.

La inteligencia artificial está apareciendo en todas partes dentro de la industria de viajes de negocios. Es el cerebro detrás del amistoso robot del aeropuerto que lo ayuda a ubicarse, y el asistente de comando de voz que le permite pedir bocadillos en su hotel a cualquier hora. Esto es lo que los viajeros pueden ver, o lo que verán pronto.

En el aeropuerto

Desde 2014, el aeropuerto de Düsseldorf ha usado un robot que ayuda a los pasajeros a estacionar sus vehículos, pero muchas personas dudaban de su utilidad. En 2017, se actualizó la tecnología de “Ray” con la esperanza de que el robot se volviera más popular.

La próxima evolución de la IA en los aeropuertos se evidencia en el aeropuerto internacional de Incheon, cerca de Seúl. Los viajeros obtienen ayuda de robots “acompañantes” para encontrar las puertas de sus vuelos y los restaurantes. Y cuando no tienen qué hacer, los robots se ponen a barrer los pisos del aeropuerto más grande de Corea del Sur.

Para 2020, los robots de los aeropuertos realizarán incluso más tareas. El aeropuerto internacional de Haneda en Tokio planea introducir robots que saludarán a los pasajeros, trasportarán sus valijas y ofrecerán direcciones, a tiempo para los Juegos Olímpicos el próximo verano.

En los hoteles

Si viaja hoy a Japón, encontrará un robot que lo ayude a hacer el ingreso en la recepción del hotel. Eso también sucede en Alemania, donde el hotel Motel One en Múnich integró un conserje robot en 2017. “Sepp” responde preguntas como “¿Dónde está el bar” o “¿A qué hora es el desayuno?”. Este robot “autodidacta” mejora la precisión de sus respuestas con la experiencia.

Los ayudante de inteligencia artificial más comunes en los hoteles responden a comandos de voz para apagar luces, cambiar la temperatura, poner música, cambiar canales de televisión y pedir comidas al servicio de habitación.

En el automóvil

Los servicios de transporte compartido, como Uber y Lyft, comenzaron una revolución impulsada por la tecnología en la industria del transporte terrestre. Los analistas del sector creen que los taxis autónomos serán el próximo paso, y muchos de ellos ya se pusieron a prueba. Singapur se destaca en este sentido con un piloto que se lanzó hace un par de años. La empresa detrás del taxi que se maneja por sí solo (que cuenta con humano en el asiento delantero por seguridad), planea lanzar un servicio comercial en Singapur en 2018 y hacerlo llegar a diez ciudades en distintas partes del mundo para 2020.

Lo que alguna vez fue ciencia ficción hoy se convierte en realidad, impulsado por el deseo de las empresas de automatizar y personalizar los servicios. Más innovaciones están por llegar. Una encuesta realizada por Forrester mostró que el porcentaje de empresas que usan IA alcanzó el 51 % en 2017: en 2016 era del 40 %. Además, la firma de investigación de datos estadounidense predice que más empresas sacarán provecho de la inteligencia artificial para fines de este año.

Fuente: move Latam