Los beneficios del humor y unas buenas carcajadas en el lugar de trabajo

Algunos consejos para conservar el sentido del humor en medio de situaciones donde se manejan altos niveles de presión laboral.

¿Quieres liberar la tensión que genera gestionar los viajes corporativos? Intentarlo con humor, es la recomendación que hace Kerstin Knör, gerente de flotas y viajes de Imperial Tobacco Group, cliente de BCD Travel. Ella afirma que unas buenas carcajadas con los compañeros de trabajo ayudan a liberar la tensión y programan nuestra mente para desplegar creatividad y generar nuevas ideas. Los siguientes son algunos de los consejos de Knör para conservar el sentido del humor en medio de situaciones donde se manejan altos niveles de presión laboral.

Ríete un poco de tí mismo. Si te puedes reír un poco de ti mismo, los demás se reirán contigo (más no de tí). Este tipo de humor es una forma muy original de disipar situaciones que generan estrés.

Adopta el humor. Es comprensible que te encuentres frustrado, abrumado y quizás un poco molesto. Respira profundo y trata de ver la situación desde afuera. Piensa qué puede causarte gracia de dicha situación. Con frecuencia las cosas que desatan nuestra cólera son aquella que se convierten en historias graciosas que terminamos contando después acompañadas de risa. Empieza a reírte un poco de forma anticipada de la situación, verás que inmediatamente tu nivel de enojo comenzará a disminuir.

Fuerza una carcajada. Si no encuentras absolutamente nada divertido acerca de tu situación actual, haz que tu cerebro libere algunas endorfinas reductoras de estrés. Para lograrlo, piensa en la última vez que te reíste con todas tus fuerzas con tus amigos o compañeros de trabajo. Por lo menos sonreirás si no logras que se te escape una carcajada. Si esto no funciona, fíngela diciendo “ja ja ja ja” un par de veces. Parece una locura, pero en realidad funciona y las endorfinas comienzan a fluir.

Cuenta un chiste. Ahora que comprendes el valor del humor en tu lugar de trabajo, compártelo. Cuenta un chiste o alguna historia divertida y ayuda a tus compañeros a experimentar los beneficios de una buena carcajada también.

Fuente: move
Traducción por: Adriana L. García Sierra