Guía de la ciudad: Mumbai

Mumbai es el epicentro de la India en muchos aspectos: moda, entretenimiento y comercio, por nombrar solo algunos.

Los vibrantes colores y las vistas espectaculares de Mumbai energizarán y embelesarán a los visitantes. Anteriormente conocida como Bombay (sus habitantes tienden a preferir el nombre original), es la ciudad más grande de la India, con más de 18 millones de personas que la consideran su hogar. Más allá del tráfico interminable y los olores desagradables, esta metrópolis costera de crecimiento descontrolado ofrece cocina diversa, excelente vida nocturna, grandiosa arquitectura colonial y preciados espacios verdes.

Mumbai es el epicentro de la India en muchos aspectos: moda, entretenimiento y comercio, por nombrar solo algunos. Aquí se encuentran las oficinas centrales de las instituciones financieras más importantes del país, entre ellas la Bolsa de Valores de Bombay y el Banco de la Reserva de la India. La economía es diversificada; algunas industrias importantes son las de manufactura, petroquímica, electrónica y procesamiento de alimentos.

Transporte desde y hacia el aeropuerto
El Aeropuerto Internacional Chhatrapati Shivaji está aproximadamente a 23 millas al norte del centro de Mumbai. La forma más práctica de llegar al centro de la ciudad es en taxi. Hay dos tipos de taxis que operan desde el aeropuerto: prepagados y con taxímetro. Se puede comprar un pasaje en la taquilla de taxis prepagados al salir del pasillo de la aduana. Existen tarifas fijas para cada zona de la ciudad. Con esta opción, usted sabe cuánto paga antes de abordar el taxi. El viaje hasta el centro de la ciudad puede durar entre 45 minutos y dos horas, dependiendo del tráfico.

Si se inclina por la aventura, también puede tomar un tren de la Red de Ferrocarriles Suburbanos de Mumbai hacia la ciudad. No hay estación de trenes dentro del aeropuerto, de manera que deberá tomar un autobús o un rickshaw (coche tirado por una persona) hacia la estación Andheri. De acuerdo con su destino, tome la línea Churchgate o la CST. La tarifa en un sentido cuesta 8 rupias ($0.12 dólares estadounidenses según el tipo de cambio de US$ 1 = 67 Rs), y el viaje durará aproximadamente 45 minutos. Tenga en cuenta que los trenes pueden transportar multitudes apabullantes.

Recorriendo Mumbai

La mejor opción para conocer la ciudad es contratar un servicio de automóvil y chófer para toda la duración de su viaje. Es relativamente económico en términos de dólares estadounidenses o euros, y le ahorrará las complicaciones de desplazarse por calles caóticas. Pero Mumbai cuenta con un sistema de tránsito público eficiente si usted acepta lidiar con las muchedumbres. Si viaja dentro de Mumbai, los pasajes en tren de segunda clase le costarán 10 rupias (US$ 0.15) o menos. Los pasajes de primera clase pueden costar hasta 10 veces más, pero los vagones están menos abarrotados y ofrecen a los pasajeros asientos acolchados. Los taxis también son una opción. Antes de abordarlos, compruebe que el conductor tenga un taxímetro electrónico. Es útil si usted tiene una aplicación GPS en su teléfono, ya que la mayoría de los conductores no la tienen y podrían no conocer su destino.

Cosas para ver y hacer
Se recomienda a los visitantes planear una parada en la Puerta de la India, el monumento más representativo de Mumbai. Este arco triunfal se construyó para conmemorar la visita del Rey Jorge V y la Reina María. Los cimientos se colocaron en 1913 y la construcción se terminó en 1924. Es más impresionante antes del anochecer, cuando el sol se oculta detrás del arco y se pierde en el chispeante mar Arábigo. No tiene ningún costo visitarlo; tiene acceso las 24 horas del día.

Colaba Causeway está repleto de vendedores que ofrecen prácticamente de todo. Aquí podrá encontrar chucherías, antigüedades, collares de cuentas, bufandas de seda y ropa estilo hippy-chic, todo a precios tan bajos como consiga regatear. En este lugar convergen mochileros, viajeros de negocios y pobladores locales. El constante caos hace que sea un excelente sitio para ver gente.

Los amantes del arte deberán dirigirse a la Jehangir Art Gallery. Sir Cowasji Jehangir patrocinó la construcción de la galería en 1952, y ahora es una estructura patrimonial protegida. La galería consta de cuatro salas que exhiben obras de artistas locales con mucho futuro, así como de nombres más establecidos. Las exhibiciones cambian con frecuencia, de manera que siempre hay algo nuevo para ver.

El Parque Nacional Sanjay Gandhi es el lugar a visitar si desea alejarse un rato de la contaminación y la prisa de la gente. Es notable por ser uno de los pocos parques nacionales importantes situado dentro de los límites de la ciudad: 40 millas cuadradas de espacio verde circundadas por la voraz mancha urbana. Las cuevas Kanheri de 2,400 años de antigüedad son grandes atractivos del parque. Estas cuevas budistas se cavaron con cincel a partir de rocas volcánicas con el propósito de proporcionar recámaras para monjes. Ofrecen al visitante una visión de la historia y cultura de la India budista. El parque también es conocido por sus densos bosques, cascadas pintorescas, extensa vida aviar y una pequeña población de tigres.

Dónde comer
Las opciones para comer en Mumbai ofrecen tanta diversidad cultural como la ciudad misma. Tomemos, por ejemplo, la combinación única de influencias japonesas e hindúes capturada en los platillos de Wasabi by Morimoto. Clasificado como uno de los 50 mejores restaurantes de Asia por San Pellegrino, cuenta con un menú con el que se hace agua la boca, y es la obra maestra del chef Hemant Oberoi. El punto de atracción del restaurante es el espacio de la cocina, rodeada de hermosas obras de arte del artista Sadanand Shirke, originario de Mumbai. Los habitantes de la ciudad concurren al lugar una y otra vez atraídos por los nuevos platillos como el enoki tempura y los hongos shimajj.

Traducido como las “tres energías”, San-Qi ofrece una atmósfera elegante y sofisticada. La extravagante escalinata está revestida de estantes de vino que contienen una enorme colección de botellas. Hay sommeliers que pueden mostrarle los diferentes vinos, que en su mayoría provienen de productores de la región Nashik de la India.

Inmersa en ricas especias y hierbas, la comida de Ziya no lo decepcionará. Ziya es el restaurante insignia del hotel Oberoi. El menú consta de cocina india tradicional con un toque moderno. La combinación de ingredientes y la presentación son innovadoras.

Fuente: move Latam