El Carnaval de Barranquilla, segundo mejor Carnaval después de Río

Catalogado y premiado por la UNESCO como un “magnífico” ejemplo de expresión folclórica.

El Carnaval de Río es por supuesto, el destino principal pre cuaresma. Otros carnavales famosos incluyen Mardi Gras en Nueva Orleans; los carnavales de Trinidad, Quebec y Venecia pero para nuestra sorpresa, el segundo carnaval más grande en el mundo, se celebra desde el siglo XIX en Barranquilla, exactamente en la Costa Caribe de Colombia.

Catalogado y premiado por la UNESCO como un “magnífico” ejemplo de expresión folclórica; no es comúnmente mencionado fuera de Latinoamérica. Para aquellos aficionados a los carnavales, tomen nota: ¡es sensacional!

Comparto un día en mi diario sobre el Carnaval de Barranquilla que incluye sugerencias de qué hacer, dónde comer y hospedarse, útil en cualquier temporada del año. Si no puede ir a Rio, sume este carnaval colombiano a su lista de deseos como una celebración que no querrá perderse y visitar así sea una vez en la vida.

Viernes

Aprendí que Barranquilla es la cuarta ciudad más grande de Colombia, con un puerto comercial lleno de cultura y religiones. Habitantes a través de los años, incluyen al ganador del Premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez (escritor de Cien años de soledad), la bomba latina Sofía Vergara y Shakira, quién se ganó una escultura por devolverle mucho a su ciudad de origen no solo cantando y moviendo sus caderas.

La primera impresión de la ciudad es: conductores veloces, arquitectura art-deco en colores pasteles y luces azul neón. Los edificios se adornan con flores propias del carnaval como también de sus animales. Las artesanías incluyen sombreros, bolsos tejidos, camisetas, miniaturas de la Marimondas, elefantes, monos y demás emblemas de la celebración, representando verdad, sabiduría, sexualidad y todo lo demás, dependiendo de quién lo explique.

La música llamada “cumbia” se escucha durante el día y la noche en las esquinas de los barrios; y en los buses coloridos, atestados de personas – suenan baterías, grabadoras y maracas.

Pude conocer las mejores fiestas donde la reina del carnaval apareció, junto con el gobernador regional. Acompañé mi cena con agua de coco y empanadas. Fui a la cama cansada pero emocionada por la gran parada al día siguiente.

Fuente: Forbes
Escrito por: Lea Lane (bloguera de forbes.com, galardonada escritora y comunicadora, autora de Travel Tales)
Traducción por: Diana P. Llamas Peña