55 tips para el viajero

Algunos consejos y trucos que he recogido de mis muchos errores.

Estoy sorprendida de lo poco que he crecido como viajera, todavía vago por ciudades sin una pista de lo que realmente estoy haciendo, todavía estoy motivada en gran parte por mi búsqueda por probar pastelillos y panecillos como sea posible, todavía lloro un poco cuando me veo obligada a leer un mapa. Pero estaría mintiendo si dijera que no aprendí nada. He aprendido algunos consejos y trucos que he recogido de mis muchos errores. Aquí están los mejores de ellos, mis mejores consejos de viaje y las lecciones aprendidas de los últimos años:

1. Empacar siempre un sombrero. En el invierno, un gorro de lana te mantendrá caliente y ocupa poco espacio. En el verano, un sombrero de ala ancha mantendrá el sol fuera de tu cara. En el caso de las mujeres, te ahorrará problemas cuando tu alisador de cabello no funciona en la toma de corriente trapezoidal que encontraste en tu habitación de hotel y en el caso de los hombres cuando no pudiste peinarte.

2. Empacar para un viaje es infinitamente más fácil cuando se acaba de lavar ropa.

3. Lleva un kit de viaje de primeros auxilios con lo siguiente: ibuprofeno (u otro analgésico), descongestionante, NyQuil o silmilar, vendas, crema de hidrocortisona. No creerás la frecuencia con que todo esto te será muy útil.

4. ¿Llevar a un lugar agua potable? Empaca una botella de agua reutilizable que se ajuste a tu maleta o mochila, si es plegable, mejor. En una época donde el agua embotellada cuesta hasta $ 7 dólares en algunos destinos, te ahorrarás mucho dinero.

5. Nunca vas a usar ese segundo atuendo elegante, así que deja de empacarlo. En la mayoría de los viajes ni siquiera usarás el primer traje de vestir (pero aun así se debe empacar uno).

6. Las maletas con ruedas son increíbles; este tipo de maletas podría parecer más ágil, pero en viajes de aventura ¿alguna vez has visto a alguien que viaje a través de un aeropuerto con una de esas en la espalda? Ágil no viene a la mente. La ciática, sí.

7. No olvides el cargador de tu cámara, tu batería se gastará en un segundo, especialmente cuando tus amigos insisten en ir pasando todas las fotos que acabas de tomar con el fin de revivir algo que sucedió hace apenas 5 minutos.

8. No llevar ropa que requiere planchado. ¡Vaya! no compres ropa que requiera planchado.

9. Si te vas a quedar en la casa de alguien, llévale un regalo. Ya sea que lo lleves desde casa, que lo adquieras durante el viaje o que envíes algo después. Hay que hacerlo no sólo porque es probable que te invitará otra vez, sino debido a que tu madre se sentirá muy orgullosa de ti.

10. Nunca empacar algo que no has usado antes. De lo contrario, encontrarás tus nuevos zapatos demasiado incómodos, tu nueva chamarra demasiado ligera, tu nueva ropa interior demasiado propensa a encajarse, etc.

11. Comprar ese recuerdo increíblemente grotesco, incluso si no sabes a quién dárselo. Quizá si puedas pensar en alguien para quien sería perfecto, pero en el peor de los casos, te lo vas a quedar para ti, lo cual sería el peor escenario.

12. Si odias usar algo en tu ciudad, lo odiarás aún más si lo llevas en un viaje.

13. Empaca ese par de tenis espantosos que sólo te pones para salir a correr (“que quizá sea en realidad para salir a la tienda a comprar un helado”) En algún momento durante el viaje ya no te importará como te veas. Sólo te preocuparás por estar a gusto. Para mí ese momento es el “Día 2.”

14. No entres a un McDonalds. No me importa si tienes miedo de intentar otra cosa o si estás hambriento – los McNuggets NUNCA son una opción viable. Si se te antoja comida rápida, al menos intenta probar una cadena local.

15. Siempre pide consejos al personal de un museo, te dirán cuáles son las mejores exposiciones y lo que puedes evitar. Además, es probable que te aburras mirando cuerpos desnudos todo el día, así que querrás un poco de interacción humana.

16. Si estás en un acuario o un planetario, no dudes en evitar la película IMAX. Por lo general se venden en paquete y son las mismas en todas partes.

17. No olvides darle propina al personal de limpieza del hotel. (Una buena regla es dejarles cerca de USD $ 2 al día.) La puedes dejar todos los días sobre la almohada, aunque la mayoría del personal tiene instrucciones de no mover dinero o artículos personales, podría no tomarla. Si este fuera el caso, simplemente déjala en un lugar prominente a la salida.

18. Nunca lleves tu billetera en el bolsillo trasero; en el caso de las mujeres, nunca llevar el bolso sólo en el hombro.

19. Toma notas. Por mucho que creas lo contrario, una vez que regresas a casa no recordarás el nombre de tu guía turístico, o del artista cuyo trabajo te gustó tanto, o incluso alguna de las ciudades donde te quedaste. Escríbelo todo.

20. Si tienes la idea de que debes tomar fotos de algo, tómalas.

21. Si tienes la idea de que no debes tomar fotos de algo, mejor no las tomes.

22. En el instante que piensas en empacar algo para tu viaje, hazlo. Si te esperas, se te olvidará, y entonces vas a terminar usando una horrible bolsa de plástico como gorro para la regadera.

23. Si no hablas el idioma local del lugar al que viajas, por lo menos apréndete las siguientes frases: Por favor. Gracias. Lo siento. ¿Tiene esos zapatos en talla 27?

24. Sea donde estés o a donde vayas, siempre lleva algunos bocadillos o botanas.

25. Champú seco es un regalo del cielo para los días en que no tienes tiempo para lavar el cabello, pero aun así, deseas interactuar con otros seres humanos.

26. Inevitablemente vas a olvidar algo, ya sea desde tu lugar de origen o durante el viaje. Hay que aceptar esta realidad y rezar por que no sea tu pasaporte o tu acompañante.

27. Llama a tu emisor de tarjeta de crédito antes de salir y pon en alerta de viaje tu tarjeta. Mientras estás en ello, anotar el número internacional de servicio al cliente.

28. Considera la posibilidad de ponerte en contacto con tu embajada y hazles saber las fechas de tu viaje. O por lo menos, tener su información de contacto a la mano.

29. Haz fotocopias de tu pasaporte y deja un juego con amigos y otro escondido en tu maleta. O mejor aún, escanea tu pasaporte y envíate por correo electrónico una copia a ti mismo.

30. Empaca más ropa interior de la que crees que necesitarás. Ésta ocupa poco espacio y después de unos días en tu viaje, te sentirás muy bien cuando te puedas cambiar cada ves que quieras.

31. Meter calcetines de relleno en los zapatos puede ayudar a ahorrar espacio y asegurar que tus mocasines conserven su forma.

32. Nadie te juzgará por ver una película muda mientras la veas en un avión. Eso es lo que se supone verás en los aviones.

33. Al empacar, trata de hacer que todos los pantalones combinen con todas las blusas o camisas. Esto evitará que te veas fachoso al final de tu viaje.

34. Las toallitas para secadora de ropa quitan la estática del cabello y de la ropa, y hacen que tu maleta tenga un rico olor ocupando prácticamente nada de espacio.

35. Bajo ningún concepto utilices el baño del avión sin usar zapatos. Eso no está bien. No importa cuán hinchados estén tus pies. Además, considera enrollar los dobladillos de los pantalones mientras estás allí para evitar que trapeen el suelo.

36. El papel higiénico no es un hecho en muchas partes del mundo. Es por eso que esos pequeños paquetes de pañuelos desechables que venden en las farmacias son un regalo del cielo.

37. Es mucho más fácil emborracharse y hacer de ti mismo una facha a 30,000 pies que cuando estás en el suelo.

38. Los agentes de control de fronteras no reciben bien el sarcasmo.

39. Si no puedes permitirte el lujo de perder algún objeto (ya sea financiera o emocionalmente), no lo empaques.

40. Cuando viajes a Bulgaria, nunca te subas a un taxi que no tiene taxímetro.

41. Si has seleccionado el asiento de la ventana, más vale que tengas una gran vejiga.

42. Si estás comenzando un nuevo libro en tu vuelo, lleva al menos otra forma de entretenimiento contigo, porque ese libro nuevo podría no ser bueno.

43. ¿Sufres de la enfermedad de mareo? Pida una bebida que es la mitad de ginger ale y la mitad de agua carbonatada. Esto ayudará a aliviar las náuseas sin que te ponga en estado de shock diabético.

44. En el avión siempre carga contigo: el cepillo de dientes, medicamentos con receta, el desodorante y tu pijama.

45. Usa protector solar en cualquier momento si vas a estar afuera, independientemente de la temperatura o el tiempo.

46. Independientemente de su tamaño, no llevar más de dos maletas contigo ya que es difícil de manejar y difícil de monitorear.

47. Enrollar prendas que no se arruguen y acomodarlas bien en tu maleta realmente ahorra espacio.

48. Un protector para pasaporte es el elemento más inútil que alguien puede comprar, siempre.

49. Si se te ha olvidado algo, consulta con el hotel antes de buscar a una farmacia. La mayoría de los servicios de limpieza llevan cepillos de dientes, peines, kits de costura, gorros de ducha y maquinillas de afeitar desechables que se te dará de forma gratuita.

50. Los hoteles económicos casi siempre ofrecen conexión wi-fi. Los hoteles de lujo te cobran por ello. Esto es así casi siempre.

51. Dormir durante el viaje sólo es aceptable si no hay absolutamente nada mejor que hacer. En otras palabras, nunca es aceptable.

52. Nunca confíes en una reseña de un crítico de teatro en Londres.

53. No lleve invitados extranjeros a una versión tropicalizada de su propia cocina. Sé que no debería generalizar, pero un italiano nunca quisiera ir a un OLIVE GARDEN.

54. Si el restaurante imprime en su menú más de tres idiomas, la comida de seguro será mala.

55. Y, lo más importante: nunca, nunca dejar objetos de valor en el vehículo. No me importa si se oculta de forma segura en el maletero. No me importa si está estacionado en la parte más segura de la ciudad. No lo hagas. No vale la pena el riesgo.

Fuente: Viajero Ejecutivo, edición N° 27.
Escrito por: Geraldine
Traducción por: Héctor Ortiz