5 Consejos para hacer más fáciles los viajes de negocios

El objetivo principal no puede diluirse.

Para aquellos cuyo trabajo les permite viajar de manera constante, estos 5 consejos les ayudarán a hacer más fácil cada trayecto para que puedan concentrarse en lo que verdaderamente importa: los negocios.

1. Para viajes cortos, lo ideal es un equipaje de mano. Parece algo sencillo pero muchos viajeros de negocios terminan complicando su viaje por llevar demasiado equipaje para estancias cortas. Quizás sea porque se piensa turistear después de la reunión o visitar a un par de amigos en una ciudad cercana, pero, aún así, no se puede olvidar la famosa frase: menos, es más. Empaque lo que sabe necesitará: 2 atuendos formales, 1 informal (si lo prefiere), utensilios de aseo personal, una toalla y documentos. Estará muy agradecido cuando pueda movilizarse sin gastos adicionales por exceso de equipaje y pueda bajarse del avión y dirigirse inmediatamente a su destino.

2. Si se trata de un trayecto largo, lleve de comer. Sucede muchas veces que, por itinerario, retrasos o cambios inesperados, el viaje puede durar más de lo esperado (o se conocía previamente la duración del mismo), por eso en el aeropuerto o en el mismo avión venden alimentos cuyos costos en ocasiones son exagerados o no se adecuan al presupuesto. Una buena opción, es llevar qué comer: frutas, aperitivos, una botella de agua o quizás un sándwich (lo que funcione para usted) y así evitar gastos innecesarios al tiempo que cuida de su salud.

3. Manténgase informado sobre su vuelo. Hoy en día hay muchas opciones para mantenerse informado: servicios call center, sitios web, aplicaciones para celulares o a través de la agencia de viajes. Si bien la preocupación inicial es adquirir los tiquetes, días previos a su vuelo, nunca está de más verificar que no se hayan efectuado cambios en el itinerario. De esta forma estará tranquilo y evitará contratiempos de última hora.

4. Utilice ropa cómoda durante el viaje. A menos que deba dirigirse una vez aterrice al lugar de la reunión, viajar con ropa cómoda es clave para evitar incomodidades que le generarán estrés y mal humor. Su experiencia en viajes le dará una idea sobre aquello que puede mejorar para que este sea más placentero, por ejemplo: llevar siempre una chaqueta por el frío del avión o en el caso de las mujeres, no llevar muchos accesorios que puedan caerse o extraviarse.

5. Hospédese cerca al lugar donde tendrá la reunión o evento. Algo trillado pero que vale la pena recordar pues en ocasiones el viajero de negocios se deja llevar por las tendencias (hoteles de moda o cercanos a lugares emblemáticos) es la importancia de presentarse a tiempo para las citas de negocios. El objetivo principal no puede diluirse, así que la elección del hotel debe estar inclinada por la cercanía, mejor movilización y comodidad para el viajero.

Escrito por: Diana P. Llamas Peña