4 Lecciones que aprendes de niño sobre cómo impulsar un programa de hoteles

Haga uso de cosas que aprendió cuando era niño y mejore ofertas con proveedores.

Mientras luchas con los retos de ser un adulto que negocia acuerdos hoteleros y otros aspectos de la gestión de viajes corporativos, considere esto como un enfoque fresco e incluso juvenil. Haga uso de cosas que aprendió cuando era niño y mejore ofertas con proveedores, aumente el rendimiento de su programa de viajes y la satisfacción del cliente.

1. Juegue amablemente con los demás. Todos escuchamos eso en el jardín de infantes y también funciona en la mesa de negociaciones. Lidiar con ofertas de proveedores de hoteles puede ser complejo y a veces tenso. Es allí cuando es importante recordar que el éxito no es unilateral. Manténgase amigable y profesional buscando el bien común. Las negociaciones fructíferas requieren habilidades estratégicas, pero también se reduce a cosas simples que aprendió cuando era pequeño.

2. Duerma muy bien. Dormir nos renueva para que podamos ir a toda velocidad de nuevo. Eso era cierto cuando éramos pequeños y todavía lo es hoy. Los hoteles juegan un papel crítico en esta dinámica. Deberían existir lugares donde los viajeros puedan recuperar energías y ser productivos. Así que, aunque es importante concentrarse en los ahorros y la eficiencia, no descuide el confort de un viajero cuando negocia con proveedores de hoteles. Una habitación tranquila en una buena locación con beneficios como WiFi gratis, desayuno o acceso al gimnasio puede hacer la vida más sencilla para los viajeros. Estarán listos para aprovechar el día.

3. Mantenga sus promesas. Como niño, se aprende la importancia de hacer lo que se dice. Es como se gana la confianza de los amigos, familia y es como se descubre en quién confiar. Mantener las promesas y ser responsable de las promesas de otros, es esencial en la vida como adulto. Cuando se trata de hacer tratos con proveedores, sea claro acerca de sus necesidades y expectativas; use información que añada transparencia al proceso de negociación; cumpla con sus compromisos; y utilice estrategias como auditorías para verificar que los hoteleros cumplan con su parte también.

4. Ayude a las personas para que sean parte del equipo. Los viajeros hacen reservaciones de hoteles fuera del programa cuando no están involucrados en el mismo y no entienden completamente su valor. La solución es tan simple como un juego para niños: haga sentir a los viajeros bienvenidos e incluidos y explíqueles por qué quedarse en su programa es bueno para ellos y la compañía. Construya una comunidad que invite a la retroalimentación de los viajeros, busque aportes, anímelos a conectarse y responda a sus necesidades. Trate a los viajeros con cuidado y respeto; ayúdelos a entender los beneficios de su programa y valore su participación como miembros de su comunidad.

Pruebe estas simples estrategias de su infancia para eliminar la complejidad en la gestión de su programa de viajes corporativos.

Fuente: move Global
Traducción por: Diana P. Llamas Peña